Padua desde 1990
Padua

Desinfectante Amonio Cuaternario

$3.900
9
Solo quedan 9 unidades de este producto

Descripción
El desinfectante amonio cuaternario posee en su formulación sales de amonio cuaternario de última generación que lo hacen ser un poderoso desinfectante, sanitizante y fungicida, ideal para uso en instituciones o fábricas que necesiten una desinfección total.

Función y Efectividad

- Ideal para la eliminación de bacterias y hongos.
- No deja ningún tipo de residuo después de enjuagar.
- Llega a todos los espacios.
- No daña ni opaca el acero inoxidable.
- Altamente concentrado.
- Desodoriza, ya que elimina la fuente del olor.
- Sin fragancia que afecten a los procesos.
- Espuma controlada.

    Aplicación
    Amplio espectro bacteriano y fungicida. Ideal para toda fábrica o institución que necesite una eliminación de bacterias patógenas y hongos.

    Características
    Activo agente antimicrobial, efectivo en un amplio rango de bacterias gram-positivas y gram-negativas, fungicida y virucida.

    Eficacia Microbiologica

    Mínima concentración de multiuso líquido sanitizante para inhibición (en ppm).

    Instrucciones de Uso
    De rutina 1 Litro en 1000 litros de agua.
    Fuerte 1 Litros en 100 litros de agua.
    CIP: De 50 a 100 cm3 en 10 litros de agua.

    Precauciones
    Peligros físico-químicos: No mezclar con bases o cloro ya que puede generar vapores tóxicos
    Peligros para la salud humana: Irrita y puede quemar la piel
    Riesgo de irritación ocular grave

    Inhalación: Ninguno.
    Ingestión: Sensación de irritación, diarrea, vómitos.
    Contacto con la piel: Enrojecimiento, dolor, irritación.
    Contacto con los ojos: Dolor, visión borrosa.

    Medidas de primeros auxilios General: En caso de duda o cuando persistan los síntomas, buscar ayuda médica. Nunca administrar nada por la boca a una persona inconsciente.
    Inhalación: Situar al afectado fuera de la zona contaminada, respirar aire fresco. Controlar la respiración, si fuese necesario respiración artificial.
    Ingestión: Si accidentalmente se ha ingerido, enjuagar la boca. Beber agua abundante. No provocar el vómito y consultar un médico. No dar leche ni grasas.
    Contacto con la piel: Quitar la ropa manchada o salpicada y lavar la piel con agua.
    Contacto con los ojos: Lavar abundantemente con agua al menos 15 minutos.

    También te puede interesar

    Suscríbete a nuestro Boletín! Podrás recibir un resumen de todas las novedades de nuestras promociones.